Tamaño del texto: A A

Vida activa

Vida activa
Ser activo es importante para todos, pero especialmente para mantener la diabetes bajo control y reducir el riesgo de complicaciones. Descubra cómo puede comenzar a ser más sano.

Un hombre con diabetes andando en bicicleta


Identificando la actividad
De acuerdo con la Federación Internacional de Diabetes, la actividad física es un parte importante de un estilo de vida sano para las personas con diabetes tipo 2. Y tener más actividad física no significa hacer ejercicios difíciles o soportar rutinas aburridas. Las personas de todas las edades, con o sin diabetes tipo 2, pueden beneficiarse de actividades como caminar vigorosamente durante 30 a 45 minutos, 3 veces o más a la semana.
Por qué la actividad física frecuente es buena para usted
Aumentar su actividad a un nivel de intensidad moderado con regularidad puede
Todos estos beneficios pueden ser suyos, incluso si no ha sido activo anteriormente. Pregunte a su médico antes de comenzar un programa de ejercicio o hacer cambios importantes.

Obstáculos para el ejercicio físico
Un programa para aumentar la actividad física comienza con el deseo de ser más activo. Pero hay muchas barreras, reales y percibidas, que desalientan a las personas, aún cuando conocen los beneficios de una rutina de ejercicio físico.
Si usted se siente desanimado, piense qué es lo que le impide ser tan activo como quiere. Hable con los miembros de su equipo de atención médica, amigos y familia para superar los obstáculos a una mayor actividad física. Como otras personas con diabetes tipo 2, el poder de ser más activo reside en 1 persona: usted. Se debe a usted mismo hacer todo lo que pueda para obtener los beneficios de la actividad física.