Tamaño del texto: A A

Viviendo con diabetes

Planeando para situaciones cotidianas
Con sólo un poco de planeación, las personas con diabetes pueden ir a todas partes y hacer cualquier cosa. Hable con su médico sobre cómo controlar su diabetes en situaciones específicas.


La diabetes en el trabajo
Equilibrar la diabetes en el trabajo puede presentar una variedad de obstáculos. Estos consejos pueden ayudarle:
1.
Desayune. No desayunar puede tener un efecto negativo en el desempeño de su trabajo y su capacidad para bajar de peso.
2.
Haga sus comidas alrededor de la misma hora todos los días. Trate de no omitir comidas o colaciones.
4.
Informe a otros sobre su diabetes. Si los compañeros de trabajo están enterados de su enfermedad, estarán más preparados para ofrecerle ayuda en caso de que la necesite.
5.
Manténgase bien hidratado todo el día y asegúrese de dormir bien durante la noche. Ambos factores pueden repercutir en sus niveles de glucosa.
6.
Tenga una dotación de “alimentos para estrés” a la mano, colaciones sanas que se almacenen fácilmente en su espacio de trabajo y que pueda ingerir para controlar su glucosa en los días de estrés.


Viajando en forma inteligente
¿Planea irse de vacaciones? ¿Viajar por trabajo? Tenga presentes estos consejos al planear su siguiente viaje:
1.
Pregunte a su médico si debe programar una revisión médica antes de viajar para asegurar que su diabetes está bajo control. Revise su itinerario y analice cualquier problema con el medicamento y de nutrición que puede enfrentar (por ejemplo, cruzar zonas horarias, comer fuera).
2.
Obtenga todas las inmunizaciones necesarias por lo menos un mes antes de su viaje.
3.
Informe a la aerolínea o al personal que usted tiene diabetes. Ellos pueden ofrecerle comida especial.
4.
Empaque sus medicamentos en el equipaje de mano. Una buena norma general es empacar el doble de medicamento y material para las pruebas que usted piensa que necesitará. También incluya otros medicamentos que puede necesitar, como analgésicos, medicamentos para la naúsea y cremas antibióticas.
5.
Use su brazalete o colllar de identificación (ID) para informar a los demás sobre su diabetes, o guarde una tarjeta de identificación en su cartera.
6.
Pruebe su glucosa con mayor frecuencia de lo normal, ya que es muy probable que cambien sus hábitos alimenticios y nivel de actividad.
7.
Use zapatos cómodos y cerrados, cámbielos frecuentemente y nunca ande descalzo. Revise sus pies todos los días para detectar callos, juanetes, heridas y despigmentación de la piel.


Preparándose para una enfermedad
Al enfermarse puede ser más difícil estar midiéndose su glucosa en sangre. Estos consejos pueden ayudarlo para mantenerse equilibrado:
1.
Haga un plan para un día en que se sienta mal que incluya qué tan seguido debe medir su glucosa, qué medicinas tomar y cuánto debe comer. También puede incluir los teléfonos de los miembros de su equipo de atención médica e instrucciones de cómo localizarlos después de horas hábiles, en fines de semana y vacaciones.
2.
Hable con su equipo de atención médica sobre cuándo debe llamarlos, por ejemplo, si
Se ha sentido enfermo o tiene fiebre que no mejora
Ha estado vomitando o ha tenido diarrea durante más de 6 horas
No está seguro de cómo atenderse
3.
Mida su glucosa y Sustancias químicas que produce el cuerpo cuando se usa grasa en lugar de glucosa como fuente de energía. cetona en orina con más frecuencia de lo usual y registre sus resultados. También registre todos los medicamentos que está tomando. Esta información puede ser útil si usted tiene que consultar a un médico o ir al hospital.
4.
Pregunte a su médico si debe continuar tomando el medicamento para su diabetes. Incluso si está vomitando, no deje de tomar sus medicamentos.
5.
Siga su plan de alimentación normal lo mejor que pueda, y además, beba muchos líquidos no calóricos, como agua y refrescos de dieta, para ayudar a prevenir la deshidratación. Si no puede seguir su plan de dieta sana, trate de consumir su número normal de calorías comiendo alimentos fáciles de digerir como gelatina normal (no de dieta), galletas saladas, sopas y puré de manzana. Si incluso éstos son demasiados difíciles de comer, intente beber líquidos que contengan Sustancias químicas que produce el cuerpo cuando se usa grasa en lugar de glucosa como fuente de energía. carbohidratos (por ejemplo, jugo de fruta, refrescos normales [no de dieta]). Trate de ingerir 50 gramos de carbohidratos alrededor de cada 3 a 4 horas.
6.
Revise la etiqueta de los medicamentos de venta libre antes de comprarlos para ver si contienen azúcar. Pregunte a su farmacéutico o equipo de atención médica acerca de opciones sin azúcar. Ciertos medicamentos pueden afectar sus niveles de glucosa incluso si no contienen azúcar (por ejemplo, ácido acetilsalicílico o descongestionantes), verifique con su médico para determinar las mejores opciones para usted.